Blog

Blog de psicología

dependencia emocional en la pareja

Dependencia emocional en las relaciones de pareja

¿Qué es la dependencia emocional?

La dependencia emocional aparece en las personas que experimentan una necesidad afectiva extrema hacia su pareja a lo largo de la vida en sus diferentes relaciones sentimentales.

Cuando hablamos de necesidad afectiva extrema, los componentes que rodean al concepto de amor, como la atracción o el deseo de compartir tiempo con la otra persona y conocer sus vivencias, adquieren otro matiz:

El deseo se convierte en necesidad

Para que esa necesidad sea suplida se requiere una demostración de afecto constante y una dedicación casi exclusiva a la pareja para que la persona se sienta segura en la relación.

Si la persona dependiente no percibe esta seguridad, lo que es frecuente, acaba adoptando comportamientos característicos de la dependencia emocional: sumisión, idealización de la pareja, anulación personal, obsesión respecto a la pareja, control, etc.

Cuando hay dependencia emocional la persona dependiente siente un vacío emocional que trata de llenar mediante una relación afectiva en la que se acaba adoptando una posición de inferioridad respecto a la pareja, mientras que al mismo tiempo trata de controlarla por el miedo excesivo al abandono.

Dependencia emocional y codependencia

A parte de este tipo de relación desequilibrada, existe otro tipo de dependencia relacional llamada dependencia emocional mediatizada, dentro de ella encontramos la codependencia.

La principal diferencia entre la dependencia emocional y la codependencia, es que en las relaciones donde hay dependencia emocional esa dependencia se establece por la necesidad de llenar un vacío emocional y se mantiene por el miedo al abandono y a estar en soledad, mientras que en las relaciones de dependencia mediatizadas codependientes, la dependencia viene dada por la necesidad de ayudar a alguien con problemas.

En ambos tipos de relaciones patológicas, la elección de pareja y el desarrollo de la relación vienen marcados por el mismo patrón, es decir las relaciones de dependencia emocional y codependencia se repiten a lo largo del tiempo aunque se cambie pareja.

Características de personas con dependencia emocional:

Las personas dependientes emocionalmente tienen en común varias características:

  • Experimentan un malestar intenso cuando la pareja está ausente, muestra desinterés por la relación, hay una discusión o cuando cabe la posibilidad de que la pareja se rompa.
  • Sienten la necesidad de recibir la aprobación de los demás, así como de agradar a su pareja.
  • Adoptan conductas de sumisión por miedo a ser abandonadas.
  • Presencia de cuadros depresivos, ansiosos y de baja autoestima.
  • Pensamientos obsesivos hacia la pareja.
  • Sensación de que no se pueden valer por sí mismas y que necesitan a alguien que les guíe en la mayoría de los aspectos de su vida.
  • Idealización de la pareja.
  • Desinterés hacia el cuidado y necesidades de sí mismas.
  • Presencia de celos o conductas que manifiestan posesión en la pareja.
  • Sufrimiento excesivo al terminar una relación de pareja unido a los intentos de retomar la relación. El malestar no desaparece hasta que vuelve a iniciarse una relación ya sea con la misma pareja con la que se tuvo la ruptura o con otra distinta.

caracteristicas-dependencia-emocional

En relación a cogniciones y afectos:

  • Mecanismos de negación y autoengaño
  • Sentimientos de incapacidad para abordar la situación
  • Sensación de abandono
  • Sentimiento de culpa
  • Baja asertividad
  • Límites extremos: rígidos o inexistentes

Origen de la dependencia emocional

El apego se define como el vínculo emocional que establecemos con las personas con las que buscamos proximidad.
Si durante la infancia ese vínculo emocional que se establece con las figuras paternas o cuidadores principales no aporta la seguridad personal suficiente, el estilo de apego puede afectar al desarrollo de la personalidad.

La dependencia emocional se ha relacionado siempre con un estilo de apego ansioso.

El estilo de apego ansioso aparece cuando las figuras encargadas del cuidado del niño no le demuestran a este la seguridad suficiente para cubrir sus necesidades, lo que acaba generando una preocupación en el niño al no saber cuando esas figuras van a estar disponibles.

En varios estudios como los realizados por Ainsworth, Blehar, Waters y Wall en 1978, se concluye que la formación de un apego seguro a través de las interacciones con las figuras paternas o cuidadores principales tendrían un efecto a la hora de hacer frente a diferentes situaciones amenazantes en los niños en el futuro.

Estas dos variables, el estilo de apego y el afrontamiento de situaciones amenazantes, determinarían el tipo de apego que desarrollaría posteriormente la persona afectando a los comportamientos que se dan en las diferentes relaciones afectivas.

Podríamos decir que la falta temprana de afecto y la búsqueda de la aceptación de uno mismo a través de los demás, acabarían haciendo que la persona se valorase en función de cómo los demás la perciben.

Los demás serían para la persona dependiente el espejo donde ella se observa

¿Por qué se mantiene la dependencia emocional?

La dependencia emocional se caracteriza por presentar comportamientos relacionales, como los mencionados anteriormente, los cuales se mantienen por la presencia de pensamientos y emociones que se dan en torno a la relación.

La creación de distorsiones cognitivas asociadas a la relación, el autoengaño y la negación o evitación son factores que influyen en el mantenimiento de una relación en la que hay dependencia emocional.

La negación de emociones y pensamientos negativos en torno a la pareja se suprimen y se evitan por el miedo a perder a la otra persona de la que se es dependiente, lo que acaba generando la desconexión de la persona dependiente consigo misma, pero le permite seguir con esa pareja objeto de dependencia a pesar de las consecuencias negativas que tenga el seguir con la relación.

¿Cómo saber si tienes dependencia emocional hacia tu pareja?

Habiéndote informado sobre lo que es la dependencia en la relación de pareja, si sigues dudando de si te ocurre a ti o a alguien cercano, puedes hacerte preguntas como estas:

como-saber-si-tengo-dependencia-emocional

Conclusión

La dependencia emocional dentro de las relaciones de pareja tiene su origen en una distorsionada percepción sobre las relaciones de pareja.

Esas distorsiones están determinadas por las primeras relaciones mantenidas con los padres o cuidadores, las cuales influyen en el modo en el que nos enfrentamos a acontecimientos de naturaleza amenazante a lo largo de la vida.

El tipo de relación emocional que establezcamos con las primeras figuras de apego, unido a la experiencias vitales, influyen en la idea que generamos sobre lo que debe ser una relación de pareja y como debemos comportarnos dentro de ella.

Cuando una persona con dependencia emocional se encuentra en una relación de pareja aprende a tolerar comportamientos de la otra persona que le hacen daño y, para que ese daño desaparezca, trata de eliminar los pensamientos y emociones que le indican que la relación de pareja no es satisfactoria.

El hecho de suprimir las emociones negativas provoca la pérdida de contacto con uno mismo hasta que la persona dependiente siente que no existe sin el otro, que no es capaz de estar sólo, por lo que aparecen las conductas de sumisión y control en la pareja, con el objetivo de no ser abandonado.

Solicita información

2 Comments

  • Erika Luna

    es muy difícil no crear apegos o dependencias cuando uno ama a otra persona. Uno generalmente piensa que la otra lo ama a uno de la misma forma y no es siempre así . El apego no es malo , pero hay que quererse más uno.

    • EpsibaPsicología

      Estoy de acuerdo Erika, en parte. No es necesario depender del otro en una relación de pareja, de hecho cuando hay dependencia es muy fácil confundir esa dependencia con el amor porque el amor en ese caso es sinónimo de necesidad, no de querer o amar a la otra persona. Pero es normal preocuparse por el otro, tratar de pensar cómo podemos ayudarle a mejorar, a que se sienta mejor y echarle una mano cuando podamos y esté a nuestro alcance. Un saludo y gracias por compartir tu opinión.

  • Escribe un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *