Explicando la depresión a través del modelo de esquemas cognitivos

El modelo de esquemas explica el por qué una persona con depresión mantiene actitudes que le hacen sufrir a pesar de que haya factores positivos en su vida.
Da una explicación basándose en la existencia de una organización estructurada del pensamiento depresivo.

¿Qué son los esquemas?

En una situación X hay un conjunto de estímulos, tanto positivos como negativos.
Sin embargo, las personas atendemos seleccionando sólo algunos de esos estímulos, los combinamos y construimos nuestra idea de la situación, y como tendemos a reaccionar de forma consistente frente a situaciones similares, acabamos formando patrones en nuestro pensamiento.
Esos patrones son los esquemas cognitivos, en base a los cuales interpretamos la realidad. Mediante estos esquemas localizamos y codificamos los estímulos que nos rodean, por lo que, dependiendo del tipo de patrón o esquema de la persona, la situación se interpretará de una u otra forma.

¿Cómo afectan esos esquemas a la depresión?

Una persona en estado depresivo realiza una interpretación distorsionada de los acontecimientos que le rodean ya que no es capaz de recurrir fácilmente a esquemas específicos más adaptados a la realidad al ser estos invalidados por el esquema o patrón de pensamiento que la persona tiene activo en el estado depresivo. Cómo le resulta más fácil continuar procesando la información con los esquemas distorsionados, estos se fortalecen y se pierde cierto control sobre el procesamiento de la información, lo que lleva a dar una respuesta emocional negativa.

Distorsiones Cognitivas en Depresión

Algunos errores en el procesamiento de la información en el estado depresivo son los siguientes:

Inferencia arbitraria

Se refiere al proceso de adelantar una determinada conclusión en ausencia de pruebas que la apoyen o cuando las pruebas son contrarias a la conclusión.

Abstracción selectiva

Consiste en centrarse en un detalle ignorando otras características relevantes de la situación, y concluir toda la experiencia en base a ese detalle.

Generalización excesiva

Se refiere al proceso de elaborar una regla general o una conclusión a partir de uno o varios hechos aislados y de aplicar esa conclusión tanto a las situaciones relacionadas como a las que no.

Maximización y minimización

Es un error cometido a la hora de evaluar la magnitud de un acontecimiento, dándole más o menos importancia de la que realmente tiene.

Personalización

Se refiere a la tendencia y facilidad de la persona para atribuirse a sí misma algo externo sin existir una base firme para realizar tal conexión.

Pensamiento absolutista o dicotómico

Se trata de la tendencia a clasificar todas las experiencias según una o dos categorías opuestas; por ejemplo, impecable o sucio, santo o pecador. Para describirse a sí misma, en este caso, la persona selecciona las categorías del extremo negativo.

 
Infórmate acerca del tratamiento de depresión

5/5 - (2 votos)