El estado de “flow” se conoce también como estado de flujo y es un estado mental en el que una persona se encuentra completamente inmersa en una actividad, experimentando un alto grado de enfoque, de conexión emocional y cognitiva y de disfrute en el proceso de la actividad. 

Imagina que estás pintando, y de repente, el mundo exterior parece desvanecerse. Estás tan absorto en tus pinceladas que pierdes la noción del tiempo. Esa sensación de estar completamente sumergido en una actividad, donde cada acción fluye, es lo que Mihaly Csikszentmihalyi identificó como el estado de flow.

El estado flow se ha estudiado en diversos contextos, desde el ámbito laboral hasta el deportivo, y se ha encontrado que tiene un impacto significativo en la productividad, la creatividad y la satisfacción general en la vida. Al entender y buscar activamente este estado, las personas podemos mejorar nuestra calidad de vida y alcanzar un mayor grado de realización personal.

Indice

El estado de flow tiene varias características distintivas

Concentración Total en la Actividad

Una de las señales más distintivas del flow es la concentración absoluta en la tarea que se está realizando. Durante este estado, la atención se centra de manera tan intensa que tanto las distracciones externas como las preocupaciones internas parecen desaparecer. Por ejemplo, un músico durante un concierto puede estar tan enfocado en su interpretación que se olvida del público y del tiempo.

Una música tocando el violín en estado de flow, completamente absorta en su instrumento

Sensación de Placer y Absorción por la Actividad

El estado de flow también se caracteriza por una sensación de éxtasis o placer, donde la persona se siente completamente absorbida por la actividad. Este sentimiento es comparable al que experimenta un lector cuando se sumerge en un libro fascinante, olvidándose del mundo a su alrededor y viviendo intensamente la historia que lee.

Claridad de Objetivos y Retroalimentación Inmediata

Luego, en el estado de flow, los objetivos son claros y la persona recibe una retroalimentación inmediata sobre su desempeño. Por ejemplo, en un juego de ajedrez, el jugador sabe cuál es su objetivo (ganar el juego) y recibe retroalimentación constante sobre sus movimientos y estrategias.

Equilibrio entre Habilidad y Desafío

El estado de flow ocurre cuando hay un equilibrio entre el nivel de habilidad de la persona y el desafío que presenta la actividad. Si un escalador elige una ruta que coincide con su nivel de habilidad, experimentará flow, en cambio, si la ruta es demasiado fácil o difícil, no lo logrará.

Sensación de Control y Autonomía

Derivado de lo anterior, durante el estado de flow, las personas suelen experimentar una sensación de control sobre la actividad y sus resultados. Un pintor, por ejemplo, puede sentir que tiene el control total sobre los pinceles y los colores, creando una obra de arte con confianza y precisión.

una persona en estado de flow pintando un cuadro

Pérdida de la autoconciencia

Finalmente, el estado de flow se asocia con una pérdida de la autoconciencia. Las personas se olvidan de sí mismas y de sus preocupaciones cotidianas, centrando toda su atención en la tarea. Un ejemplo claro de esto se observa en los escritores. Cuando un escritor se encuentra profundamente inmerso en la creación de su obra, puede llegar a olvidarse de sí mismo, de su entorno y del paso del tiempo, viviendo plenamente en el mundo que está plasmando con palabras.

El estado de flow puede aparecer en diversos contextos como los siguientes: 

El Estado de Flow el Trabajo

En el ámbito laboral, el estado de flow impulsa la productividad y la satisfacción. Cuando una persona experimenta flow en su trabajo, se sumerge completamente en sus tareas, lo que conduce a un rendimiento más alto y a una mayor creatividad. Por ejemplo, un programador puede entrar en un estado de flow mientras desarrolla un código complejo, encontrando soluciones innovadoras y trabajando de manera eficiente sin sentir la carga del esfuerzo.

El Estado de Flow en Actividades Creativas y Artísticas

El estado de flow es especialmente prominente en las artes y otras actividades creativas. Los artistas, escritores, músicos a menudo describen estados de absorción total en su trabajo, donde el proceso creativo fluye de manera natural y sin esfuerzo. Un ejemplo claro se encuentra en los cantantes. Durante una actuación, un cantante puede experimentar un estado de flow, en el que se sumerge completamente en la música y la letra, conectando profundamente con la emoción de la canción, olvidando por completo que está en un escenario frente al público.

El Estado de Flow en el Deporte 

En el deporte y el ejercicio físico, durante el estado de flow el rendimiento parece elevarse naturalmente, y las acciones se realizan de forma fluida y precisa. Por ejemplo, un navegante experimentado, al manejar un barco de vela, puede entrar en un estado de flow, donde cada ajuste de las velas y cada movimiento del timón se realiza con una precisión instintiva. En este estado, el navegante se siente en completa armonía con el viento y el agua, anticipando y respondiendo a los cambios del entorno con una concentración y habilidad enormes.

un hombre en estado de flow en un barco de vela

El Estado de Flow en la Vida Cotidiana y el Bienestar Personal

El estado de flow también puede encontrarse en actividades cotidianas, contribuyendo significativamente al bienestar personal. Puede ser algo tan simple como la jardinería, cocinar, o incluso resolver un rompecabezas. Estas actividades, aunque parezcan mundanas, pueden proporcionar una profunda sensación de satisfacción y plenitud, ayudando a las personas a sentirse más conectadas y felices en su vida diaria.

En este apartado, veréis cómo identificar las actividades que nos llevan al estado de flow, establecer metas desafiantes, desarrollar habilidades y crear un entorno favorable para este estado. Estas estrategias nos permitirán disfrutar más de nuestras pasiones y mejorar nuestra calidad de vida, incluso, me atrevería a decir que a ser más felices.

Identificación de Actividades que Inducen al Flow

El primer paso para alcanzar el estado de flow es identificar las actividades que naturalmente te llevan a este estado. Pueden variar ampliamente de una persona a otra. Algunas encuentran el flow en actividades creativas, mientras que otras lo experimentan en el trabajo o en el deporte.

Por ejemplo, un chef podría encontrar su flow en la cocina, experimentando con sabores y técnicas culinarias, mientras que un fotógrafo podría alcanzarlo al capturar imágenes. Reflexiona sobre las veces que te has sentido completamente absorto en una tarea y comienza a explorar más actividades similares y, si no tienes ideas, aquí te doy algunas: leer, escribir, cantar, hacer algún deporte, cocinar, tejer, pintar, incluso jugar a un videojuego (aunque con esta hay que tener más cuidado), estudiar un tema que te interese, la cerámica, limpiar (sí, también limpiar), ir de paseo por la naturaleza, etc.

Establecimiento de Metas Claras y Desafiantes

Para entrar en un estado de flow, es muy importante el tener metas claras y que sean desafiantes pero alcanzables. Las metas proporcionan dirección y un sentido de propósito, manteniendo tu atención enfocada. Por ejemplo, si te gusta escribir, podrías proponerte terminar un capítulo cada semana. Te daría un objetivo concreto que es desafiante, pero a la vez alcanzable.

novelista en estado de flow

Desarrollo de Habilidades y Enfrentar Retos

El estado de flow surge cuando tus habilidades se encuentran con desafíos adecuados. Si una tarea es demasiado fácil, puede llevar al aburrimiento y si es demasiado difícil, puede causar ansiedad. Trabaja en desarrollar tus habilidades en áreas que te interesan y busca retos que estén ligeramente por encima de tu nivel actual para que suponga un reto o un desafío, pero que sea alcanzable como mencioné antes.

Creación de un Entorno Propicio para el Flow

El entorno juega un papel crucial en facilitar el estado de flow. Necesitas un lugar donde puedas trabajar sin interrupciones y distracciones. Esto puede significar silenciar las notificaciones del teléfono, crear un espacio de trabajo tranquilo, o establecer un tiempo específico del día dedicado a tu actividad de flow.

Experimentar el estado de flow tiene múltiples beneficios a nivel psicológico. Por ejemplo cuando las personas se sumergen en actividades que les generan flow, a menudo experimentan una reducción en el estrés y la ansiedad. Además, este estado promueve sentimientos de felicidad y satisfacción, contribuyendo a un bienestar emocional más estable y duradero.

El estado de flow también es un catalizador para la creatividad y la innovación. Al estar completamente inmersos en una tarea, las personas pueden conectar ideas de maneras nuevas y únicas, lo que lleva a soluciones creativas y pensamiento innovador. Este estado mental abre las puertas a la exploración y experimentación, elementos clave para el desarrollo creativo.

De la misma manera, el estado de flow puede fortalecer la resiliencia y la autoeficacia. Al enfrentar desafíos dentro de un estado de flow, las personas no solo aprenden a manejar mejor las dificultades, sino que también desarrollan una mayor confianza en sus habilidades. Esta combinación de resiliencia y autoeficacia es fundamental para superar obstáculos y alcanzar objetivos personales y profesionales.

Escrito por Esther Blázquez Álvarez, psicóloga en Epsiba Psicología y psicóloga online.

5/5 - (3 votos)